Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

Sobre nosotros

#runfashion

Hoopoe Running Apparel nace de una idea muy sencilla: “me gustaría poder salir a correr con una ropa molona”. Y cuando pensamos en molona es que no sea obligatoriamente de colores fosforito, que tenga una calidad impecable, que siente bien y que la marca represente valores que nos importan.

Y fue pensando en eses runners como nosotros, que seguro los hay por ahí, que hemos desarrollado este proyecto.

#diseño

"Abajo los fosforitos" era la primera idea para nuestro eslogan, pero la hemos cambiado porque no tenemos nada contra los pobres fosforitos...

Simplemente, ahora creemos que salir a correr con estilo no es tan complicado. Basta unir diseños modernos, hechos por grandes profesionales, con las mejores técnicas de impresión en ropa técnica para que podamos tener prendas que solo de verlas dan ganas de salir a correr.

#calidad

Una Hoopoe no es una prenda cualquiera que te pones para correr...

Hemos pensado en ella para que sientas la diferencia desde el momento en que te la pones.

Confeccionada en un tejido Dry-Clim de gran calidad y de tacto súper suave, con un corte adaptado al runner gracias a una espalda más larga y un cuello un poco más ancho para que termines cualquier carrera que te propongas sin que te incomode.

#fabricadoeneuropa

Todos los productos de Hoopoe Running Apparel están hechos en Europa y ese es nuestro compromiso nº1.

El tejido Dryclim se fabrica en Barcelona, el diseño lo hacemos en Gijón y las camisetas se elaboran en el norte de Portugal. Además las bolsas petates se hacen en Jaén y todo el material gráfico en Asturias.

Lo nuestro es el "piensa global, actúa local".

#quienessomos

Un portugués que vive en Gijón, apasionado por el marketing, el deporte y su familia, y que lleva corriendo desde siempre.

Con 2 maratones orgullosamente terminados y muchos más medio maratones, siempre terminando más cerca de los últimos que de los primeros, sintiendo en cada llegada a la meta esa satisfacción de deber cumplido como si fuera la primera carrera de su vida (sí, esa sensación que solo quien corre sabe lo que es).