envíos gratis a partir de 25€
envíos en 24-48h

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideramos que aceptas este uso.

close

¿Existe la ‘súper-velocidad’ humana?


Pubicado el: 30/11/2018 10:03:00
Categorías: Entrenamiento , Todos

¿Existe la ‘súper-velocidad’ humana?

A qué velocidad corre un humano

¿Cuál es la velocidad máxima del ser humano? ¿Alguna vez te has plateado cuanto de rápido puede correr una persona? Actualmente, el corredor jamaiquino Usain Bolt ostenta el récord como el hombre más veloz del planeta por haber recorrido los 100 metros más ágiles de la historia: en 9,58 segundos. Pero ¿es esta realmente la máxima velocidad humana posible?

Velocidad máxima de un humano

Diversos investigadores se han hecho la misma pregunta y han llevado a cabo diferentes estudios para tratar de concretar el máximo de velocidad a la que puede llegar un humano. Aunque nadie haya podido superar el récord de Bolt, ni siquiera el propio atleta, lo cierto es muchos expertos afirman que el ser humano podría llegar a superar la velocidad de 9,58 segundos por 100 metros. 

Estudiando las características biomecánicas que convierten un humano ordinario en un superhumano, la científica deportiva Polly McGuigan, de la Universidad de Bath, determinó que es posible que otros corredores puedan generar más fuerza con los músculos de sus piernas, lo que podría estimar una velocidad aproximada de 9,41 segundos en los próximos años.

Cómo se puede tener supervelocidad

Seguramente veas como algo imposible tardar apenas 9,58 segundos en recorrer 100 metros como Usain Bolt o dos minutos en recorrer 1 kilómetro, pero el campeón olímpico Mo Farah puede alcanzar esta velocidad en la última vuelta durante sus carreras. ¿Pero qué secreto guardan estos deportistas para ser capaces de alcanzar semejante velocidad que incluso podría definirse como sobrehumana?

Si nos basamos en el entrenamiento de Usain Bolt, por ejemplo, podemos comprobar que no todo es correr en la pista de atletismo. De hecho, el atleta realiza una serie de ejercicios de fuerza para runners para trabajar la potencia de las piernas, sentadillas o ejercicios para fortalecer el core. No obstante, la última tecnología en maquinarias también supone un apoyo de peso en la rutina de los supercorredores.

Maquinaria de alta velocidad

Probablemente, la primera pregunta que se te venga a la mente al leer estos datos es: ¿Cuántas veces se habrán lesionado estos atletas forzando su cuerpo hasta esos niveles tan extremos? La respuesta es sencilla y se basa en sus trabajos de velocidad. Aunque, por supuesto, en este aspecto también influyen su genética y físico, el entrenador de Mo Farah (Alberto Salazar) -por ejemplo- sabe sacarle el mayor partido a este atleta. El experto ha desarrollado nuevos hábitos de entrenamiento integrando exigentes trabajos de alta velocidad. Las máquinas que utiliza durante sus clases son Alter G y HydroWorx.

Máquina alter G: cinta de correr antigravedad

La primera máquina, Alter G Anti-Gravity Treadmill®, es la que supone la clave para alcanzar este reto, ya que permite alcanzar mayores velocidades de las que se podría en un terreno llano normal, posibilitando la ejercitación en una ligera pendiente descendente. La principal ventaja de la cinta de correr antigravedad Alter G es que permite que las piernas del corredor se ejerciten a una gravedad diferente del resto del cuerpo. Exactamente consigue librarse de un 20% de su peso corporal, lo que lo ayuda al corredor a reducir el impacto, evitando así lesiones y ayudando en la recuperación de traumatismos existentes.

El creador del Alter G es el Doctor Robert Whalen, quien actualmente trabaja para la NASA. Inició el desarrollo de este producto, con ayuda de su hijo, hace unos 12 años en Silicon Valley, cuna de muchos de los avances tecnológicos de los últimos años. Aunque en un principio esta cinta de correr tenía como único objetivo recuperar la pérdida de tono muscular de los astronautas que regresan del espacio, en la actualidad sus beneficios son ampliamente aprovechados en el sector médico y del deporte de élite.

Máquina alter G: el precio de la tecnología de la NASA

Una vez que conocemos y entendemos las maravillosas ventajas de este método que proporciona una velocidad casi increíble, nos queda preguntarnos cuál es su coste o, dicho en otras palabras, cómo es de caro.

Por sus beneficios en la recuperación de lesiones, el servicio se ofrece en algunos establecimientos de entorno médico, con un precio aproximado por sesión de 40€, además de Universidades y en clubs deportistas profesionales como el Reebok Sports Club en Madrid, F.C. Barcelona o Real Madrid. El precio de mercado de la cinta de correr antigravedad Alter G está entre los 30.000€ y los 60.000€. Máquina HydroWorx

Máquina HydroWorx para correr sumergido

La segunda tecnología empleada por los atletas de élite para entrenar la supervelocidad es una cinta que se usa para correr bajo el agua, reduciendo el impacto a la vez que se monitoriza la pisada del corredor, lo que les permite hacer más kilómetros sin someter su cuerpo a tanto desgaste.

Si bien existen otras marcas, la más conocida de ellas es la HydroWorx, una cinta de correr que ganó gran relevancia en el mercado por ser utilizada por profesionales como Alberto Salazar, entrenador de Farah y Rupp, entre otros. Con esta supercinta, los deportistas pueden entrenar su fuerza beneficiándose de la flotabilidad del agua y de la reducción de los impactos, además de adelantar el entrenamiento tras la recuperación de lesiones.

Otros equipos deportivos ya conocen las ventajas de este tipo de entrenamientos y han querido sumarse a esta tendencia que lleva implantada en España unos 4 años. Algunos ejemplos son conocidos clubs de fútbol, como el Real Madrid o el Barça, y algunos equipos de la NBA.

Compartir este contenido

Añadir un comentario