envíos gratis a partir de 25€
envíos en 24-48h

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideramos que aceptas este uso.

close

Cuando el jamón te hace más fuerte


Pubicado el: 15/05/2021 14:33:48
Categorías: Nutrición , Todos

Cuando el jamón te hace más fuerte

Cuando se hace ejercicio, es inevitable pensar en la correspondiente dieta a seguir para que los esfuerzos realizados den su fruto en la mayor medida de lo posible. Se da muchas vueltas al asunto de las calorías y la grasa, principalmente, y se suele elaborar una lista de los alimentos a tratar de evitar. Pero no todos esos alimentos resultan un lastre para el desarrollo muscular, de hecho, hay algunos que a la postre resultan fundamentales para dicho fin.

Y uno de estos alimentos es el jamón. Puede parecer extraño, pero este alimento que mayoritariamente se consume de picoteo principalmente en espacios públicos como la hostelería, contiene propiedades que son muy importantes para el organismo cuando se realiza ejercicio tanto de fuerza como aeróbico.

 

Hay que tener en cuenta que cada vez que se realiza cualquier tipo de ejercicio, en el organismo se lleva a cabo el catabolismo muscular, que supone la rotura de fibra muscular para luego recomponerse en un número mayor, pero de menor tamaño (como es el caso de la división celular). Esto es lo que más adelante supone el aumento de la masa muscular.

Por eso mismo, es necesario reparar la fibra muscular para que el proceso no resulte perjudicial para el organismo y así evitar los síntomas de fatiga y cansancio posteriores al ejercicio. Es por ello que se ha de consumir proteínas y aminoácidos aproximadamente en la hora posterior a la actividad física realizada.

 

Con todo esto, el jamón resulta ser un producto alimenticio que aporta dichos aminoácidos y proteínas en un valor biológico del 35 %, lo que resulta una cantidad realmente considerable para el caso. Y no solo eso, dado que también es fundamental hidratarse después de realizar ejercicio, el jamón también es un alimento muy rico en vitaminas y minerales, que ayudan a disminuir la fatiga y la sensación de cansancio. Asimismo, gracias a su contenido en fósforo y potasio, el jamón ayuda al cuerpo a recuperar la cantidad de sales minerales y calcio que se pierden durante la actividad.

 

En definitiva, cuando se realiza cualquier tipo de actividad física, no todo se basa en alimentos que a primera vista resultan ligeros y bajos en grasas y calorías. Hay también alimentos que, pese a que resultan a la primera impresión relativamente perjudiciales para el desarrollo muscular, resultan a la postre fundamentales para dicho fin. Y uno de ellos, aunque lo asocien con los caprichos alimenticios, es el jamón.

Compartir este contenido

Añadir un comentario